El rol del profesional de la salud es fundamental para informar adecuadamente a sus pacientes sobre las opciones disponibles para criopreservar la sangre del cordón umbilical del bebé.

Este medio aspira a convertirse en una eficaz herramienta de consulta para brindar la mejor orientación en una decisión tan importante como es la salud futura de toda la familia.